¿Imaginas ir a la ciudad del Vaticano y no visitar la capilla Sixtina? ¿No, verdad? Pues te encuentras en Cantabria, ¡enhorabuena!