Sin duda en Villacarriedo destacan dos edificios tanto por su arquitectura como por su historia  , por un lado el plalacio de Soñanes y por el otro el Colegio de los Padres Escolapios. Aprovechando la visita a Villacarriedo vamos a  poder contemplar la Cagigona, un roble centenario. Ya en la localidad de Santibáñez vamos a poder encontrar su Molino Harinero. Posiblemente sea uno de los más grandes de Cantabria, siendo de tipo rodezno y abasteciéndose del río Junquera.

El palacio de Soñanes es de 1722, es junto con el palacio de Elsedo el mejor exponente del barroco en la región , sin duda digno de ver por su espectacularidad. Fue mandado construir por Juan Antonio Díaz de Arce, intendente general del reino de Aragón, consejero del rey y caballero de Santiago.

El Colegio de los Padres Escolapio se encuentra muy cerca del palacio , fundado en el año 1746, es también digno de visitar ya que junto las casas montañesas de la zona más el palacio crean un conjunto histórico artístico digno de admiración.