San Pedro del Romeral es  una de las tres icónicas Villas  Pasiegas  junto a Vega de  Pas y  San Roque de Rio Miera. En la villa de San Pedro aún podemos contemplar  la  practica de costumbres ancestrales  como  los cambios de cabaña (conocidos por “mudas”). Los pasiegos cambian de lugar de residencia en función de las necesidades del ganado y buscando siempre los  mejores pastos.

El cuévano pasiego es un  canasto de  varas de avellano típico de Cantabria, utilizado en las tareas rurales para portar materiales e incluso niños (cuévano niñero)