El municipio de Riotuerto destaca por haber tenido la Real Fábrica de Cañones de La Cavada. La Real Fábrica fue una pieza clave en la hegemonía del imperio español, su producción tuvo fama entre los siglos XVII y XIX . Actualmente en La Cavada podemos contemplar  un museo que recoge  el esplendor de este pasado, en él se pueden observar cañones de diferentes calibres, algunos procedentes de las antiguas instalaciones de la Real Fábrica y otros traídos de donaciones de museos​ o ayuntamientos.

A lo largo de sus estancias podemos contemplar las diferentes municiones utilizadas, la maquinaria fabril, amplias descripciones en todos los sentidos sobre el nacimiento, funcionamiento e importancia de la industria artillera de la localidad y de su repercusión a nivel mundial, escudos nobiliarios y diversas maquetas tanto de barcos de su época como de las instalaciones. Junto con la exposición del exterior, destaca la reproducción a tamaño real de un tramo de puente correspondiente a un barco artillero, en el que se muestra de forma didáctica una escena bélica de su tiempo.

En la actualidad de la Real Fabrica podemos observar la puerta de Carlos III, de estilo neoclásico. La portalada era la principal abertura de un alto muro que rodeaba todo el recinto de las fundiciones reales. Por otro lado a finales de agosto se  celebra la toma de posesión del brigadier Fernando Casado de Torres, como director de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada. Cumpliendo con el nombramiento por parte del Rey Carlos IV en 1796.

El municipio de  Riotuerto, como gran parte del interior de  Cantabria  fue tierra de Indianos que decidieron buscar fortuna  haciendo las américas, prueba de ello son los  magníficos  panteones del cementerio de San Andrés en La Cavada. En la  localidad de Rucandio destacamos  la  iglesia  Santa María Magdalena , uno de los  mejores ejemplos del barroco en Cantabria.