Hoz de Anero es la capital de Ribamontán al Monte. La localidad destaca por su sobresaliente arquitectura civil del siglo XVIII, con exponentes como los palacios de Movellán, Cagigal y Rigada, este último actual convento de carmelitas. Respecto  a la arquitectura religiosa cabe destacar como representante del período gótico las iglesias de Santa María de Toraya, San Félix de Anero y Santa María de las Pilas.

Por lo que a patrimonio arqueológico respecta, el yacimiento de La Garma, en Omoño, es uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de la Península Ibérica, pues posee restos de actividad humana desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Media.