El municipio de Bareyo se sitúa, en la costa oriental de Cantabria, entre la ría de Ajo y la antigua Junta de Ribamontán. Bareyo destaca por los contrastes, por la mezcla de ecosistemas de mar y montaña, de manera que el paisaje presenta una gran riqueza al encontrar elementos como las playas de Antuerta y Cuberris, las zonas acantiladas , la Ría de Ajo y sus montes.

Posee un importante patrimonio arquitectónico, destacando en lo religioso la iglesia de Santa María de Bareyo, también se conserva  uno de los pocos molinos de mar de Cantabria.
La iglesia de Santa María se encuentra en un desvío de la carretera entre Arnuero y Ajo, junto a una encina centenaria que alcanza más de 13 metros de altura. Se trata de una iglesia románica de finales del SXII.
El molino de La Venera se trata de un molino de mareas construido en 1753, en el se conserva la presa, con muros de 1,60 m. de anchura para permitir el paso del carruaje sobre el.

La playa de Cuberris es muy frecuentada  por surfistas durante todo el año y  la playa de Antuerta destaca por el naturismo