Santander y el entorno de la bahía.

No se puede hablar de Santander sin tener en cuenta todo el entorno que lo rodea. El entorno de la bahía de Santander, un entorno privilegiado por su belleza, baña sin duda unas playas fantásticas, complementa palacios y casonas y nos permite pasear por uno de los lugares mas bellos de la capital Cantabria.

Playa de La Magdalena.

Una de las particularidades de esta ciudad es que se encuentra enclavada entre mar y montaña dándonos la posibilidad de disfrutar de un vistazo de un catalogo de lo que Cantabria te va a ofrecer.

No podemos entender la Santander actual sin conocer su pasado.

Admirada desde la época romana, es mas que probable que se trate del Portus Victoriae, como nos señalan los restos romanos hallados en la península de la Magdalena o bajo la Catedral. Si bien esto genera un poco de controversia pues muchos son los lugares que se atribuyen la localización del puerto. Mas claro si que tenemos el actual nombre de la ciudad citada en 1068 por el rey Alfonso II, en la construcción de la abadía de los cuerpos de los santos, la actual Catedral.

Cuenta la leyenda que llegaron a Santander en barca de piedra las cabezas de los Santos mártires, San Emeterio y San Celedonio, después de dar la vuelta a la península ibérica. Entro la barca perforando la isla de la Horadada y deteniéndose en una cueva a los pies de la iglesia del cerro de San Pedro. Tras esto la ciudad se llamo “Portus Sanctoruim Emeteri et Celedoni” y posteriormente evoluciono a Santander.

Durante los siglos XIII y XIV la ciudad gano importancia en el reino convirtiéndose en el principal puerto de Castilla hacia el norte de Europa.

Destacar que en 1248, Santander junto con otras villas del Cantábrico participan en la conquista de Sevilla, de hay que en nuestro escudo de armas portemos la torre del oro y el rió Guadalquivir.

Si bien es cierto que como puerto teníamos cierto peso, no es hasta el siglo XVIII cuando Santander no recibe el nombramiento de ciudad, concretamente en el 1755. Durante el siglo siguiente se formo una burguesía que creció gracias al trafico del puerto y la aparición de los indianos y el comercio colonial.

Durante el siglo XIX, Santander, se convirtió en un foco de turismo, impulsada por los primeros baños de ola de la monarquía en tiempos de Alfonso XIII. Por ello y en reconocimiento y agradecimiento la ciudad construye y dona a la familia real el palacio de la Magdalena en 1908, siendo este hoy en día un enclave académico y turístico de gran belleza.

Palacio de la Magdalena.

 

En la actualidad

Actualmente Santander es un importante centro de atraccion turistica del norte de España. Gracias a su belleza litoral costero, la ciudad, ubicada en una zona privilegiada, solo cabria destacar la perdida del casco histórico en el Incendio de Santander de 1941.

https://incendiosantander.com/galeria-1941/

Pese a la desgracia, este echo dio pie a una modernización de la ciudad, dando lugar a la actual Santander. El actual patrimonio pese a no ser un patrimonio clásico al uso, es un patrimonio moderno y sin nada que envidiar. Destacar en este patrimonio, el Centro de Arte de la fundación Botín, de manos del arquitecto Renzo Piano, la prolongación de los Jardines de Pereda, la organización del mundial de vela…