El municipio de Los Tojos, situado en el incomparable  marco natural de la Reserva del Saja, tiene en la localidad de Bárcena Mayor su principal  y más valioso atractivo turístico. El pueblo de Bárcena Mayor esta declarado conjunto histórico rural.

Bárcena Mayor se encuentra al pie del río Argoza, primer afluente importante del Saja. Fue posiblemente enclave visigodo y foramontano y por tanto, es uno de los pueblos más viejos de Cantabria. Pueblo de marcado carácter ganadero, tuvo también una industria casera en la fabricación de aperos de madera ( carros, bieldos, arados, etc… ). Se sabe que en el siglo XII ya contaba con un hospital para atender a las gentes que hacían la ruta hacia Castilla para repoblarla, sus calles estrechas y empedradas se bordean de las típicas casas montañesas, llenas de un sabor rural muy viejo y hermoso.

Solanas y balcones enmarcados con gruesas y toscas vigas, muros de mampostería, hornos de pan, abrevaderos y una   iglesia que data del S XVII, son parte del patrimonio que podremos contemplar,  por no hablar de   la belleza del enclave natural   y de ser uno de  los destinos gastronómicos de referencia   de   la región, si se quiere disfrutar de comida montañesa.

A día de   hoy todavía puede oírse el choque de la albarca sobre el empedrado de las callejuelas. Uno puede asomarse al puente, que salva el Argoza, para ver el agua limpia y transparente de este río y más allá contemplar los montes de robles, hayas y abedules que forman el incomparable paraje de la Reserva del Saja.
Los Tojos, próximo a Bárcena Mayor se encuentra Los Tojos, capital del municipio, estructurada por una alineación de casas en torno a lo que pudo ser el camino al puerto de Palombera, por lo que parece seguro que Carlos V pasara por aquí al venir de Flandes. Mantiene una buena arquitectura popular y alguna casa blasonadas, la iglesia fue construida en el siglo XVI. Al igual que toda   la   zona   cuentan con unas vistas fantásticas que   ya de por si merecen la pena disfrutar.