La Comarca de Saja-Nansa se encuentra situada en la zona occidental de Cantabria y debe su nombre a los ríos que por ella transcurren el Saja y el Nansa. Esta comarca se caracteriza por su elevado valor ecológico, siendo sin duda uno de los más bellos  paisajes  naturales que podamos observar. De hecho cabe destacar que  en esta zona se  haya la reserva del Saja , una auténtica joya de la  naturaleza.

En el otoño se produce la “berrea” de los venados, época en la que se puede escuchar la llamada de celo de los machos de esta especie; y la “pasá”, cuando se reúnen los rebaños de vacas tudancas en su regreso de los pastos altos. Es una comarca con uno de los patrimonios Naturales más importantes y mejor conservados de toda Europa.

El Saja-Nansa cuenta  con grandes extensiones de bosque de roble, haya y abedul, que proporcionan, en los meses de primavera, verano y sobre todo el otoño, coloridos sorprendentes. En cuanto a la fauna, abundan el ciervo, el corzo, el jabalí y el zorro. En las zonas más remotas y solitarias, es frecuente la presencia del lobo, y ocasionalmente, del oso. Entre las aves están el buitre, el urogallo y el águila real, aunque son más fáciles de ver el cernícalo y el milano.