Sus localidades más pobladas son, Frama, Piasca y Cabezón de Liébana (capital del municipio). En este municipio podremos contemplar la iglesia de Santa María de Piasca, del siglo XII, principal muestra del arte románico en Cantabria, la estela cántabro romana de Luriezo y los conjuntos de arquitectura popular en localidades como Aniezo y Combarco.

Iglesia de Santa María de Piasca

La Iglesia de Santa María de Piasca (protogótico y gótico clásico) fue realizada a finales del siglo XII, cabe destacar la decoración de los capiteles, especialmente uno de ellos que incluye leones, cabezas de animales y humanas o personajes tocando algún instrumento. Por encima de la portada hay una triple hornacina formada por un arco central apuntado y dos lobulados con esculturas de San Pedro, San Pablo y la Virgen con el Niño, esta última talla del siglo XVI. El muro del hastial se remata con una robusta espadaña. Piasca fue un importante monasterio del que se ha conservado su Cartulario, de gran interés histórico.

Podemos  llegar ascendiendo hacia el puerto de Piedrasluengas, y una vez pasado el pueblo de Cabezón de Liébana, se llega al cruce que conduce a Piasca.

Desde Piasca podemos disfrutar de unas  impresionares panorámicas  sobre los Picos de Europa.