Laredo destaca tanto por su belleza de su puebla vieja como por  su playa y puntal. La Salve es una de las mejores playas del norte de España.  En la villa podemos distinguir 3 zonas bien diferenciadas, por un lado tenemos la puebla vieja y el arrabal y por otro lado el ensanche . Tanto la puebla vieja como el arrabal son conjunto histórico artístico.

El Laredo histórico

El Arrabal fue construido con posterioridad a la puebla vieja, partiendo de la Plaza Cachupín, situada junto al Ayuntamiento encontraremos el Palacio de Zarauz. Aquí comenzaba el famoso camino de Castilla, punto de partida de reyes, comerciantes, viajeros. Si seguimos la cuesta que parte del Palacio de Zarauz encontramos la casa de la familia Pelegrín, edificación del siglo XV ahora en ruinas y de la que apenas se mantiene su fachada. En este entorno también podremos contemplar el El convento de San Francisco, edificado en honor a los franciscanos por sus ayuda en época de epidemias, de el destacaremos su hermoso claustro y el museo que alberga en su interior con arte sacro.

La puerta de San Lorenzo, es un ejemplo de los vestigios que aun quedan de la antigua muralla del siglo XIII, se la denominó en la antigüedad “Arco de la Calzada”, más tarde y durante varios siglos “Puerta de San Lorenzo” porque a través de ella se accedía al barrio de su mismo nombre. Nadie podía entrar o salir del interior del recinto amurallado después de cerradas las puertas.
El antiguo Hospital de la Villa, fue centro de acogida de los peregrinos que venían a Santiago de Compostela por el Camino de la Costa o los que entraban por mar por el puerto de Laredo. Anexa al antiguo Hospital de la villa encontramos  la capilla del espíritu santo.

La Puebla Vieja es un entramado de calles paralelas y perpendiculares que constituyen el casco antiguo más extenso conservado en nuestra región. Frente a la plaza del del Marqués de Albaida encontramos la torre de la familia Villota, edificación del siglo XV con el objetivo de servir como baluarte defensivo durante la época de las guerras banderizas que enfrentaron a muchos de los linajes de cantabria.

Puerta de la Blanca o de San Martin , otro de los vestigios de la muralla, esta puerta tenía funciones aduaneras, pues por ella confluían los mercaderes y comerciantes.

Llegando a la parte más elevada de la puebla encontramos la Iglesia de Santa María de la Asunción, la cual  es uno de los mejores edificios de estilo  gótico clásico, especialmente en su interior por su extensión y arquitectura. Destaca como pieza más valiosa de la iglesia el retablo de “La Virgen de Belén”, obra del siglo XV, escultura policromada de arte flamenco, forma uno de los conjuntos de este estilo existente en Europa.
Salimos de la iglesia de Santa María por la Puerta del Merenillo, encontraremos una de las Casas Torre del Condestable, en la que residio por un tiempo la reina Isabel, la catolica, y es que laredo no solo era la capital de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar y era el puerto más importante de Castilla en esta época, sino también como puerto real. Por el salió y entró la Reina Isabel “La Católica” y sus hijas en sus respectivos matrimonios con príncipes europeos.
Si partimos de la Rúa Mayor hacia la Plaza de la Constitución encontraremos , otra de las seis torres que poseía el condestable de castilla en la villa. Esta torre también se denominó del Merino, ya que habitó en ella el merino real. Se ubica junto a la muralla medieval del siglo XIII, de hecho, una de sus paredes formaba parte del recinto amurallado. De esta edificación arrancaba la Puerta de la Escala, que daba acceso a la dársena o puerto.

Cerca de la torre del Condestable se encuentra la casa palacio de la marquesa de Arcentales, esta situado frente al palacio del gobernador. La Casona Consistorial, constituye la muestra más representativa de la arquitectura civil renacentista de Cantabria, aún hallamos el actual ayuntamiento en este bello edificio.

La casona palacio de la familia de la Mar se halla al lado del río Bario, navegable en época medieval y moderna, hoy canalizado y abovedado discurre bajo la carretera. Si nos dirigimos a la plaza Cachupín, pasado el Palacio de Zarauz, está la casa torre del Hoyo, también conocida como la casa de Vélez Cachupín.

El Laredo actual

No solo la arquitectura y los monumentos destacan en Laredo, sino que también sus celebraciones, como la Batalla de Flores, Fiesta de Interés Turístico Nacional y se celebra a finales de agosto, en ella desfilan las carrozas de flores que se han realizado durante los meses previos en un increíble desfile donde los adornos florales son los protagonistas.

El 16 de Agosto en la festividad de San Roque se comparte con todo el mundo un plato típico , la marmita, consiste en un guiso de patatas con bonito del cantábrico.

Ya en septiembre se conmemora el desembarco de Carlos V, para ellos se organiza una espectacular representación en la que numerosas personas ataviadas con trajes de la época, así como el propio emperador y su séquito recrean tan singular evento, desembarcando en la playa Salvé  y dirigiéndose hasta la plaza de la Constitución. También se realiza una marcha por el recorrido que realizó en su retiro al monasterio de Yuste y se abre un espectacular mercado medieval, en estos días la villa de Laredo retrocede de nuevo al siglo XV.

Laredo también es  un referente  náutico gracias a su puerto deportivo donde encontramos  850 atraques disponibles para el que desee visitar Cantabria, o simplemente disfrutar de sus playas. La playa del Regatón, que se despliega en el área interna de la ría de Treto; en el otro, el fantástico conjunto de playa y dunas que forma la denominada “Salvé”, frente al mar Cantábrico, y que tiene el distintivo de “Q” de calidad.