Este municipio ocupa la zona  más occidental de la costa cántabra, donde termina la provincia asturiana, comienza el territorio correspondiente al municipio de Val de San Vicente, siendo la localidad de Unquera la primera o última localidad de Cantabria.  La desembocadura del río Deva, a través de la ría de Tina Mayor, constituye la línea divisoria entre ambas regiones. Tanto ésta como la ría de Tina Menor, que forma el Nansa en su salida al mar Cantábrico, son dos de los privilegiados enclaves naturales que conforman la diversidad ecológica de este término de gran belleza paisajística, como se refleja en su escarpado litoral y en sus numerosas calas y playas como las de  Pechón.

Las corbatas de Unquera son un pastel de hojaldre​ con forma de corbata o pajarita hecho con mantequilla,​ azúcar, huevos, harina de trigo y almendras, y recubierto con una capa de azúcar con almendras.

Unquera, esta localidad sin ser la capital del municipio es sin duda la más famosa, sin duda gracias a sus tradicionales corbatas de Unquera, dulce típico hojaldrado de la zona y que sin duda  veremos a muchos viajeros hacer un alto en el camino para disfrutar de el. Esta localidad marca también el límite entre Cantabria y Asturias, bien definido por la ría de Tina Mayor por la que desemboca el Deva. De Unquera parte la N-621 que a través del Desfiladero de La Hermida llega a Potes.

Pechón, este singular publicito se encuentra entre la Tina  mayor y  la Tina menor en la desembocadura del río Deva río Nansa respectivamente, se encuentra salpicado de bellas y escarpadas calas de singular belleza.

Estrada, sin duda  alguna esta localidad destaca por conservar las ruinas de  La Torre de Estrada, una  de las más antiguas torres de Cantabria y  con una  pintoresca  leyenda en su escudo;

“Yo soy la torre de Estrada / erguida en este peñasco, / más antiguo que Velasco / y al rey no le debo nada”.