El camino Real hacia la meseta.

La villa de Cartes fue el centro de una administración señorial y jurisdiccional en el época medieval, en torno al que era el antiguo Camino Real que comunicaba Santander con la meseta castellana. 

Esta vieja rúa, con sus torreones, balcones de torneados,balaustres, ventanas pequeñas, puertas en arcadura y escudos labrados, conserva el ambiente rural y noble de una vieja aldea montañesa.

En torno a orillas del besaya, en el antiguo Camino Real, encontramos Riocorvo, que unía Reinosa con la costa. Las Casonas y Casas del siglo XVII y XVIII con sus escudos labrados, así como la iglesia parroquial de principios del XIX. En cuanto a estas casonas, destacar, la Casona-Palacio de los Alonso Caballero o de Manuel Alonso Caballero, La Casona de Velarde y la de los pulpitos. 

En Yermo, un pequeño pueblo donde hallaremos un interesante ejemplo de románico montañés, la iglesia de Santa Maria de Yermo.