Comarca del Besaya

La comarca del Besaya recibe su nombre del río que atraviesa el corazón de Cantabria. Es aquí donde los primeros vestigios nos dicen que habitaron los primeros “cántabros” . La zona fue poblada desde una edad temprana de nuestra especie, así lo atestigua las pinturas encontradas en las cuevas de Altamira y Puente Viesgo. 

La cueva de Altamira es una cavidad natural en la roca en la que se conserva uno de los ciclos pictóricos y artísticos más importantes de la prehistoria.

Estela de Barros

Así pues no solo las pinturas rupestres dan fe de este echo sino que también los pueblos Cántabros, nos legaron algunas pistas como la estela de Barros. Muestra de lo importante de la zona también es que el imperio Romano construyera su principal calzada siguiendo el curso del rió, la cual sirvió de comunicación para las legiones que acabaron sometiendo a los Cántabros y después para el comercio a través de sus puertos como Portus Blendium y Portus Victoriae. 

De estos tiempos pasados, los cántabros no han querido desprenderse y todos los años se lleva a cabo una representación referencia, como las guerras Cántabras.