Lugar de encuentro de espeleología.

A pesar de su pequeño tamaño Ruesga destaca de unos paisajes idílicos y una zona de suelo calcáreo que es un gran tesoro debido a la gran cantidad de cuevas y simas. 

Siendo una zona rica en cuevas y simas, no es de extrañar que todos los años sea lugar de reunión de espeleólogos de todo el mundo. Entre sus maravillas cabe destacar la segunda cueva mas grande de la región, con más de veinte kilómetros, la cueva de Rueña, la cual forma parte del sistema de cuevas de los cuatro valles (Matienzo, Riaño, Llueva y Secadura). No solo esta hará que nos deleitemos con las maravillas naturales que nos ofrece la naturaleza, la hondanada de Hoyo Masayo, una depresión situada a seiscientos cincuenta metros de altitud. No debemos abandonar la zona sin echar un ojo a la sima de quinientos setenta y nueva metros de profundidad y el poljé de Matienzo, una depresión de algo más de un kilómetro y que ha sido declarado punto de interés geológico

Zonas de interés cultural con categoría arqueológica. 

  • Cueva de “El Patatal”
  • Cueva de “Cofresnedo”
  • Cueva de “Los emboscados” 

Pero no todo son cuevas en Ruesga, en la localidad de Valle, el palacio de los Valle. En este podremos ver un curioso mirador de madera en su fachada sur, en el interior ademas encontraremos decorando la primera planta unas pinturas del siglo XIX de León Criach. 

En Riba, capital del municipio, podremos disfrutar de claros exponentes de la arquitectura tipica del valle en varias casonas como La Casa de los Riva, Casa de Zorrilla San Martin y Casa de Castillo y Valle.